La escuela de trasmisiones desde la plaza de Júpiter


1 comentario:

  1. Ese pequeño oasis de la izquierda de al menos seis acacias, es lo que llamábamos la Fuente del Sapo. Porque en medio de la pequeña arboleda había una fuente con un chorro perenne.

    ResponderEliminar